SITIOCERO

Victoria Uranga HarboeMalucha PintoHernán DinamarcaMauricio TolosaMariluz SotoAndres RojoCarolina CádizAlberto Fuentes CecereuRene NaranjoAlejandra YermanyPatricia MoscosoFesal ChaínJosé Manuel VelascoJuan FredesGustavo Adolfo BecerraDavid MartínezAntonieta DayneJosé Luis ArredondoMacarena Polanco

Adquirir nuevas conductas y conocimientos

Mariluz Soto Publicado: 6 diciembre, 2011

Fue en un taller de THOT®  donde aprendí esta palabra “reconfiguración” e inmediatamente mi percepción sobre el proceso que los seres humanos llevamos a cabo para incorporar un nuevo aprendizaje y conducta a nuestras vidas, cambió. Antes para mí este término solo era utilizado para referirse a las máquinas con sus procesos rígidos y unidireccionales, a partir del taller la reconfiguración comenzó a tener sentido en los procesos de exploración humana. Esto procesos enriquecidos por un constante cambio y adaptación dentro del funcionamiento del cuerpo humano. La distancia entre las máquinas y los seres humanos, es obvia, pero en la reconfiguración la distancia es mayor. En los seres humanos, los procesos son más complejos, que no sólo determina una acción, sino que a los actores que participan con sus nuevas conexiones para que suceda aquello que esperamos que suceda.

La reconfiguración es un concepto que nos permite observar un proceso de aprendizaje y el conjunto de etapas que debemos seguir para incorporar este nuevo aprendizaje. Desde este punto de vista, la enseñanza se vuelve un proceso con resultados más seguros en la incorporación de conocimientos por parte de los estudiantes, siempre que el diagnostico y la observación sean acertados. En una de las primeras clases con alumnos de primer año de diseño, observé que la utilización de mouse se ha incorporado para un usuario cualquiera como clicks + clicks, pero para los programas que se emplean para diseñar, el mouse tiene nuevas formas de uso: en su desplazamiento, en el tiempo que debo tener presionado el click, en cómo puedo dibujar desde un click y en el cómo un click estratégico dentro de la mesa de trabajo puede convertirse en una forma.

Esta observación fue un descubrimiento, comprender la dificultad que significaba para los alumnos incorporar nuevos movimientos del mouse para esbozar un diseño,  deimitó las etapas que a través de ejercicios reiterados y simplificados posibilitaban el adquirir esta nueva configuración de “utilización de programas de diseño”. Estos ejercicios posibilitaron nuevas conexiones neuronales en los alumnos, por ejemplo: determinar un movimiento de la mano que se conectaba con el ojo de manera instantánea y con el dibujo que se está generando en el monitor como resultado de los clicks precisos. En el ejemplo anterior podemos observar de manera clara un proceso que involucra la incorporación de conductas que determinan movimientos.

Por otro lado se encuentra el proceso que involucra una manera diferente de pensar, en el que la imitación vuelve a ser el estímulo y la manera de relacionarnos con el entorno: aprender un idioma distinto al nativo. Comprender las estructuras del pensamiento y del lenguaje es complicado, requiere comprender el proceso y observar cuales pueden ser los ejes centrales de nuestro aprendizaje, como distinguir las diferentes entonaciones, los movimientos de la boca o aprender las expresiones más cotidianas. En cualquiera de los casos anteriores, es requisito observarnos desde dentro y desde fuera para establecer las distinciones necesarias que nos permitirá reconfigurarnos y generar las conexiones precisas para lograr el objetivo.

Este proceso de reconfiguración sucede diariamente y muchas veces sin darnos cuenta, cuando trazamos una nueva ruta a casa, cuando leemos o cuando conversamos, porque nuestro cuerpo se adapta al entorno constantemente y siempre está trabajando para apropiarse de todo aquello que considere pertinente incorporar para densificar los conocimientos o simplificar procesos.



3296 Personas han leído este artículo

5 Comentarios

  1. Ayudantegrafico ha comentado

    Excelente análisis!
    Siempre he sido un observador analítico de las personas, miro sus movimientos, como hablan y se expresan, como ejecutan ciertas tareas y como a veces los “pillas” imitando a otros.

    Es la reconfiguración la que aun me permite creer en que si damos un buen ejemplo a nuestros pares de alguna forma estamos hablándoles a su capacidad de reconfigurarse mentalmente. Si logramos cambiar la actual forma de vivir, la manera de reaccionar frente a las diversas situaciones cotidianas y salir del adormecimiento mental creo que las cosas van a cambiar.

    Gracias Lulú por el artículo!

    • Mariluz SotoMariluz Soto ha comentado

      Gracias a ti Joel! Reconfigurandonos es posible generar cambios personales y colectivos, poder observarlos es un privilegio y una manera diferente de estar en el mundo. Las relaciones en las comunidades se enriquecen mucho más y se tornan mucho más potentes. De nuestra última conversación puedo agregar que siempre estas aprendiendo, sobretodo si reconoces la capacidad de reconfiguración personal que se genera al compartir con otros. Podría ser un buen tema para mi charla de este jueves :)

  2. Pingback: Adquirir nuevas conductas y conocimientos « juandon. Innovación y conocimiento

Escribe un comentario

Los campos marcados con * son requeridos