SITIOCERO

Victoria Uranga HarboeMalucha PintoHernán DinamarcaMauricio TolosaMariluz SotoAndres RojoCarolina CádizAlberto Fuentes CecereuRene NaranjoAlejandra YermanyPatricia MoscosoJuan RodesFesal ChaínJosé Manuel VelascoGustavo Adolfo BecerraDavid MartínezAntonieta Dayne

Marshall McLuhan “¿Qué hay de nuevo, viejo?”

Mauricio Tolosa Publicado: 27 mayo, 2011

Las redes sociales han generado un maravillamiento social como pocos gadgets contemporáneos. Los profetas tics anuncian a través de ellas una nueva vida social y colectiva, que resolverá muchos de los problemas de la humanidad. Los “gestores de comunidades” prometen resolver a través de la tecnología, los problemas históricos de relación de las empresas y gobiernos con clientes y ciudadanos. Un gerente de Google de Medio Oriente fue  protagonista de la reciente revolución de Egipto y la bautizó como la primera Revolución 2:0.

Algo está sucediendo. Los wikileaks transformaron la mirada sobre el mundo político internacional, sin redes sociales la Revolución de los Jazmines no habría sucedido. Un ciudadano con un tweet o con un video en YouTube puede poner en jaque al poder político, policial o el de una empresa. Es el poder de un ciudadano contra el poder absoluto, David contra Goliat, el bello mito, cobra vida en numerosas referencias noticiosas actuales.

Sin embargo, ¿Que pasó cuando Gadafi mandó los tanques y los aviones a bombardear a la población civil que se organizaba por Facebook y Twitter y transmitía televisión por internet? Luego, entró la ONU, la OTAN, y las potencias occidentales, y volvimos a la política internacional a la antigua. A la opinión twittera le incomodó la complejidad del escenario y en pocos días dejó de ser Tema del Momento, aunque la guerra civil sigue su curso. Gadafi reaccionó con las armas de la vieja escuela e interrumpió la ola optimista de las revoluciones de los jazmines vinculadas a las redes sociales, y nos devolvió al escenario de siempre.

Las redes sociales son una tecnología en gestación, donde a veces el entusiasmo de la novedad dificulta la distancia necesaria para comprender el fenómeno. ¿Qué es lo propio de las redes sociales y lo común con otros medios de comunicación? Debajo de las redes sociales sigue estando la comunicación humana básica, la gestión de identidad, la creación de comunidades a través de la puesta en común de representaciones, emociones y conductas. ¿Cómo se modifica, se potencia o cambia esto con las redes sociales? ¿Cómo interactúan las redes sociales con los otros elementos del sistema de actos y productos de la comunicación?

 

Hace 50 años, la misma sorpresa con los medios electrónicos

En el contexto de estas preguntas me llamó la atención este video de principio de la década de los sesenta, que encontré precisamente en las redes sociales, en YouTube. Ofrece un contexto necesario para quién busca descubrir distinciones específicas para un óptimo aprovechamiento del potencial de las redes sociales.

En esta entrevista, realizada hace 50 años, sorprenden tanto las palabras del mítico Marshall McLuhan como las del contexto ofrecido por el entrevistador. Asombrosamente podríamos poner prácticamente el mismo texto a un programa de hoy sobre las redes sociales, (creo que ya lo he escuchado).

“Todo el mundo es ahora nuestro barrio. Con nuestros nuevos medios electrónicos. Usted toca un botón y el mundo es suyo. El mundo es cada vez más pequeño. No sólo el mundo es más pequeño es más accesible y familiar, para nuestras mentes y nuestras emociones. El mundo es ahora una aldea global” dice el presentador. Y McLuhan cita ejemplos que parecen de hoy “una princesa se casa en Inglaterra, un terremoto en el Norte de África, una estrella de Hollywood se emborracha, y los tambores de la tribu le comunican a la aldea global…el mensaje le llega simultáneamente a todos.” Y explicaba “que el hombre se estaba re-tribalizando, en un campo común generado por los nuevos medias donde todo sucede al mismo tiempo. Medios que variaron la forma en que las personas sienten, aprecian y piensan.” A propósito del teléfono y la televisión en los años 60.

Otros videos de Marshall McLuhan en el canal en YouTube de Sitiocero



3225 Personas han leído este artículo

4 Comentarios

  1. Pingback: Las dos caras de la infocomunicación: Ciberdictadura v/s ciberdemocracia | SITIOCERO

  2. raul allende ha comentado

    Ese no es M. Mcluhan se parece mas a los reflejos condicionados de Pavlov. Las redes son mensajes no medios, Los medios con el solo hecho de existir cambian el mundo no su uso. Yo no necesito disparar un arma para que mi victima sepa que puede morir si no hace mi voluntad. Ese es el medio es el mensaje. PUM.

  3. mantruc ha comentado

    Querido Mauricio,

    Interesante la nota, yo tambien he estado considerando las ideas de McLuhan en contexto actual, es impresionante lo visionario que fue. Tambien es interesante mirar lo que escribieron en el ’68 los ingenieros que crearon las primeras redes computacionales (Licklider y Taylor), si bien eran ingenieros, su vision era centrada en la comunicacion y la colaboracion entre las personas, en un tono muy utopico.
    Concuerdo contigo en que hay que mirar las cosas en contexto y no dejarse deslumbrar por estas nuevas herramientas, que toman un tiempo en asentar su espacio entre el paisaje de nuestras herramientas de comunicacion… tal como plantea la “ecologia de medios” inspirada en el trabajo de McLuhan.
    Un gran saludo, espero podamos vernos pronto y conversar sobre estas cosas.
    Javier

Escribe un comentario

Los campos marcados con * son requeridos