SITIOCERO

Victoria Uranga HarboeMalucha PintoHernán DinamarcaMauricio TolosaMariluz SotoAndres RojoCarolina CádizAlberto Fuentes CecereuRene NaranjoAlejandra YermanyPatricia MoscosoJuan RodesFesal ChaínJosé Manuel VelascoGustavo Adolfo BecerraDavid MartínezAntonieta Dayne

El canasto de víveres

Alejandro Fernandez Almendras Publicado: 7 febrero, 2012

Esta es la columna que La Tercera me pidió y que luego no publicó por “falta de espacio”

Como en un campo de refugiados sobre el que de vez en cuando cae un canasto con víveres, miles de chilenos esperan año a año los resultados de los Fondos de Cultura, con una ansiedad que sólo el abandono total que sufre el artista nacional puede explicar.

Para alivianar en algo su situación, este año las autoridades prometieron un proceso más simple y transparente. Sin embargo, desde el inicio quedó claro que la plataforma tecnológica elegida para hacer más fácil el proceso era inadecuada. Problemas para adjuntar documentos, postulaciones que perdían los datos y el colapso total de la web en los días de cierre obligaron a ampliar el plazo de postulación y permitir el envío de material impreso.

Más simple, por lo tanto, el proceso no fue, ¿pero por lo menos sirvió para hacerlo más transparente? Tampoco está claro, pues como lo expresan muchos amigos y colegas en las redes sociales, hay varios temas que parecen requerir explicaciones. Entre ellos la estandarización de la Ficha Unica de Evaluación (FUE). Este año, al contrario de años anteriores, dos proyectos pueden tener una FUE calcada una de otra, construidas con frases idénticas excepto por unos pocos adjetivos. Por ejemplo, la evaluación de un colega dice: “El proyecto corresponde a la línea…”; mientras que en otra, de otro director, se lee que: “El proyecto corresponde plenamente a la línea…”. Así, en los cinco escuetos párrafos se encuentran frases similares puntuadas por una serie de adjetivos. Cada adjetivo se traduce además en leves diferencias en la puntuación final, que en el caso de ambos proyectos, no alcanza para superar la barrera de los 75 puntos que hubiesen significado su participación en el pitch de selección.

A mi parecer esto demuestra que el sistema de evaluación se estandarizó, tal vez con el fin de acelerar la selección, que en años anteriores tomaba un tiempo mucho mayor a los cerca de dos meses que tomó esta vez. Esto, además, podría explicar porqué no se alteró significativamente la fecha de entrega de resultados, pese a los problemas en la plataforma online, a un aumento de un 35% en las postulaciones y al alto porcentaje de proyectos en papel, que fueron de un 21% del total.

Pero lo que creo es verdaderamente grave, es que en ninguna de estas dos evaluaciones, y en varias más de muchos colegas, se entregan argumentos particulares, pues las observaciones son genéricas y se refieren exclusivamente a los objetivos planteados por el mismo CNCA y no a aspectos específicos de cada proyecto, los que sí eran discutidos y comentados en años anteriores, cuando en el caso particular del fondo audiovisual, por ejemplo, se mencionaban detalles de casting, guión, trama o equipo de trabajo que no podían pertenecer sino al proyecto que se estaba evaluando.

Por una parte esto genera dudas sobre algo tan básico como si los evaluadores leyeron el proyecto, o de si fue leído con el detenimiento suficiente. Y por otro lado atenta contra el que debería ser el fin último de la evaluación, que es poder corregir y mejorar un proyecto. Porque si algo es seguro es que un proyecto que es rechazado hoy se volverá a postular al año siguiente. Al menos así será mientras no surjan vías de financiar la creación que no dependan ni del Estado ni los deseos de un mercado cada vez más insensible a un número cada vez mayor de manifestaciones artísticas.



1390 Personas han leído este artículo

1 Comentario

  1. Sergio Robles Ruiz ha comentado

    Me parece atingente y me siento identificado con lo planteado, soy un afectado de lo mismo, para lo cual pedí revisión de mi proyecto y respuesta, si de algo sirve. En mi caso fue el fomento lector. Gracias

Escribe un comentario

Los campos marcados con * son requeridos