SITIOCERO

Yessica UlloaVictoria Uranga HarboeMalucha PintoHernán DinamarcaMauricio TolosaMariluz SotoAndres RojoCarolina CádizAlberto Fuentes CecereuAlejandra YermanyPatricia MoscosoJuan RodesFesal ChaínJosé Manuel VelascoGustavo Adolfo BecerraDavid MartínezAntonieta Dayne
Semana 156

El periodismo y el negocio de la guerra

Mauricio Tolosa Publicado: 30 marzo, 2013

Twitter está alarmado, la mitad de los Trending Topics están relacionados con la guerra nuclear III Guerra Mundial #LosLatinosDecimosNoALaGuerra #ComienzaLaGuerraY Kim Jong-un Corea del Norte. No es extraño si las primeras planas y noticias destacadas de periódicos y canales de televisión en español se refieren al “Estado de guerra declarado por Corea del Norte”.

Siguiendo los titulares de los medios de comunicación no sería difícil pensar que estamos frente a la Tercera Guerra Mundial. Pero, escarbando solo algunos centímetros, a un par de clicks de distancia, podemos bajar considerablemente los niveles de alarma. Es un ejercicio que puede realizar cualquier ciudadano, pero debiera ser una obligación para los medios de comunicación, los editores y periodistas. De alguna manera eso esperamos de esos profesionales: que enriquezcan el contexto, que investiguen, que entreguen nuevos antecedentes, que  seleccionen y destaquen lo más importante para ayudarnos a comprender lo que sucede.

Las prioridades actuales de los medios parecen ser otras. El sensacionalismo, la alarma, le declaración de un estado de guerra venden más, generan más clicks y visitas que anunciar una nota sobre “un error de traducción” o que en realidad se trata de una larga declaración de amenazas condicionales.

El tratamiento de la noticia de Europa Press ilustra esta situación: en “primera plana” titula “Corea del Norte declara en forma oficial el estado de guerra contra Corea del Sur”, pero en sus páginas interiores al final de una nota aparece lo siguiente: “La última amenaza emitida por Corea del Norte podría haber sido malinterpretada por un error de traducción, que en realidad advierte de que solo entrará en estado de guerra en el caso de ser atacada en lugar de declarar ‘motu proprio el inicio de las hostilidades contra Corea del Sur. Según la agencia oficial de noticias rusa, RIA Novosti, la traducción subraya que la declaración norcoreana anuncia que el país actuará “de acuerdo con las leyes que regulan el tiempo de guerra”  en el caso de ser objeto de un ataque, “momento a partir del cual las relaciones entre norte y sur entrarán en estado de guerra. El mensaje original fue realizado por el órgano portavoz del régimen norcoreano, la agencia KCNA, y fue traducido entre otros medios por la agencia oficial surcoreana Yonhap, que cita textualmente: “Desde este momento, las relaciones entre el Norte y el Sur entrarán en estado de guerra y todas las cuestiones entre ambos países serán abordadas de acuerdo con las leyes que regulan el tiempo de guerra”.

Otro artículo que contextualiza la situación actual es “Questions for an Expert on North Korean Propaganda”. En esta nota del New York Times, Robert Mackey entrevista a B.R. Myers, un analista de la Universidad de Dongseo de Corea del Sur, estudioso de la propaganda de Corea del Norte. Myers explica que en este momento existe una Guerra de declaraciones entre los gobiernos de las dos Coreas, —en la prensa occidental no aparecen las declaraciones del Sur— y que la fórmula de estilo de dichas declaraciones comienza siempre por una frase que dice: si la otra parte nos ataca o invade, entonces nosotros x o y”. El analista dice que “piensa que la prensa internacional está de alguna manera distorsionando la realidad al publicar solamente la segunda mitad de esas frases condicionales.”

Los medios de comunicación siguen siendo un factor fundamental en la creación de los escenarios socio-mediáticos. Los gobiernos necesitados de la “opinión pública” suelen tomar decisiones en función de lo que dicen, denuncian o crean los medios. ¿Cuánta responsabilidad tienen los medios de comunicación en la invención y eventualmente tendrían en el acaecimiento de la Guerra Nuclear? No gritar fuego en un teatro repleto debería ser parte de la ética periodística.

Creemos comunidad: Mi “dirección” en Twitter @mautolosa y en Facebook



3371 Personas han leído este artículo

Escribe un comentario

Los campos marcados con * son requeridos