SITIOCERO

Victoria Uranga HarboeMalucha PintoRebeca Araya BasualtoMauricio TolosaMariluz SotoAndres RojoCarolina CádizAlberto CecereuAlejandra YermanyPatricia MoscosoFesal ChaínMagdalena RosasJosé Manuel VelascoJuan FredesGustavo Adolfo BecerraSergio ArévaloMaría del Pilar ClementeCarolina FerreiraVerónica Grünewald

INTENSA-MENTE

Juan Fredes Publicado: 22 julio, 2015

Ya se ha escrito suficiente sobre Intensamente, pero no puedo evitar decir algunas palabras sobre la que considero la obra mayor de Pixar.

Al afirmar lo anterior ya emito un juicio categórico sobre una factoría que ha aportado al cine animado obras maestras en lo artístico y en lo humano (Toy Story, Monster Inc, Up, Buscando a Nemo).

El creador de Intensamente se pone al nivel de creador revolucionario, de artista superior. Pete Docter nos entrega una pieza conmovedora, humana, emocionante, que alegra y reconforta.

Logra, en un lapso que se hace una delicia, entregarnos una visión iluminada, humana, sencilla, pero tremendamente esclarecedora sobre el funcionamiento de la mente humana.

Nos logra introducir en la mente de una niña, a la que acompañamos desde el nacimiento hasta el fin de su infancia.

Los personajes van apareciendo uno a uno, en una secuencia brillante, con una caracterización notable, unos trazos ligeros y definitorios, que son un bálsamo para el espectador.

Lo más característico, es que no hay maldad en los personajes.

La representación de las cinco emociones principales (Alegría tristeza, enojo, desagrado y temor), su interactuación, la generación de los pensamientos centrales, la estructura de los recuerdos, el continuo ir y venir del conocimiento, la importancia de los juegos, la imaginación y la centralidad de los valores y la familia están representados de una manera atractiva, certera y tan clara que al espectador le va pareciendo que todo adquiere un real sentido. A muchos les debe dar tantas explicaciones sobre lo vivido, que es una fuente inagotable de emociones, que van desde la risa al llanto contenido. (Lo digo por experiencia propia).

La odisea de la Tristeza y la Alegría por medio del cerebro humano, buscando volver al centro del control de la conducta, extraviadas por una pequeña crisis del personaje, resulta tan esclarecedor para el adulto como  tiernamente cercano para los niños. ¿Cómo se puede lograr eso? No me lo puedo explicar. Eso debe ser el mejor resumen de la genialidad de la obra.

La representación del pensamiento y sus niveles es de unabrillantez que resume en unos pocos minutos el estudio de siglos de la filosofía, la psicología, la sociología, la siquiatría y varias más de la ciencia. Freud estaría gozoso de ver esta película.

Debo decir que me emocioné viendo Intensamente. Comprender que la mente humana se va construyendo paso a paso, que cada momento puede ser trascendental, que los afectos moldean y forman, que cada sentimiento tiene su rol y que es necesario armonizarlos y trabajarlos adecuadamente produce una sensación de profunda gratitud por lo vivido. Para mí fue una verdadera epifanía destacar que la tristeza y la melancolía tienen su función y ese no es otro que valorar los momentos felices.

La representación tan sencilla, pero tan categórica de los sentimientos hace que quien vea la película desarrolle un profundo cariño por estos personajes y que tienda a identificarse con ellos, por su trabajo incansable.

Uno de los momentos claves de la película animada es cuando se produce la crisis del término de la infancia y cuando se van derrumbando esas certezas que nos hacían felices. Ahí se comprende que lo que nos motivó en los primeros años (el Amigo imaginario, por ejemplo), ya no es útil, pero el sólo hecho de reconocerlo, es un acto necesario, vital, al cual hay que agradecerlo.

Cuando la Alegría abandona el inconsciente con ayuda del Amigo Imaginario y descubre que la única manera de lograrlo es sacrificándose él (que se va extinguiendo igual que la figura de la nada consume el mundo que Michel Ende construye en la Historia Sin Fin), es un momento dramático y emociónate. Esta parte de la película es de una humanidad tan profunda, que conmueve.

Lo más alucinante de la película es que el que la ve sale alegre y con deseos que otros la vean.

Son tantas las lecciones que se obtienen de ella, que uno siente que es su tarea hacer que otros tengan ese gozo.

3372 Personas han leído este artículo


1 Comentario

  1. Rosa Pizarro ha comentado

    Mientras seamos conscientes y nos permitamos sentir cada emoción. Acogerla y darle su espacio en nuestro diario vivir… iremos conquistando nuestro dominio del SER y no del aparentar SER.
    nuestro dominio para SER LIBRES… en nuestra relación con nosotros mismos y por añadidura con los demás… pero es una muy buena manera de erradicar los prejuicios…

Escribe un comentario

Los campos marcados con * son requeridos