SITIOCERO

Victoria Uranga HarboeMalucha PintoRebeca Araya BasualtoMauricio TolosaMariluz SotoAndres RojoCarolina CádizAlberto CecereuAlejandra YermanyPatricia MoscosoFesal ChaínMagdalena RosasJosé Manuel VelascoJuan FredesGustavo Adolfo BecerraSergio ArévaloMaría del Pilar ClementeCarolina FerreiraVerónica Grünewald

¿Por qué los niños y niñas no son trending topic?

Teresita Calvo Foxley Publicado: 3 agosto, 2015

El silencio en la red social cuando un medio de comunicación levanta un tema relacionado con la niñez es casi rotundo. Parece que ni la alegría ni la molestia que causa alcanzan a convertirlo en TT. Acá un ejemplo y una reflexión justo cuando celebramos el mes de los niños y las niñas.

No soy una twittera frecuente, ni menos sobresalgo por mis seguidores en redes sociales, pero reconozco que las pocas veces que decido sintonizar la televisión abierta, siento un impulso incontrolable por comentar lo que estoy viendo, sobre todo cuando hay una emoción asociada (alegría y molestia son las más comunes). A eso lo llamo incontinencia informativa, y tengo la certeza que a muchos les pasa.

Algo así sucedió hace unas semanas cuando veía una nota del noticiero central de TVN sobre el peligro de secuestro al que se ven enfrentados niños y niñas en el espacio público. El experimento de la periodista consistía en probar como un hombre (actor) podía llegar a engañar a los/as más pequeños y llevárselos sin que sus padres lo notaran. Le resultó un par de veces, mientras las madres sorprendidas veían como su hijo o hija caía en la artimaña del actor.

Lo vi y me indigné. Cómo era posible que una vez más un noticiero de la televisión chilena instrumentalizara a nuestros niños y niñas, usándolos para cumplir con su nota. ¿Le preguntaron a ellos/s si querían participar del experimento? (claro, aquello no habría resultado para sus objetivos), ¿pensaron en que estaban usando y engañando a personas? De nuevo los niños y niñas como objetos y no sujetos con derechos. Obviamente me indigné y decidí expresar mi molestia virtualmente.

Ok, les comenté que no soy popular en redes sociales, por lo tanto difícilmente lograría encender Twitter con mi malestar. Pero el silencio en la Red, esta y muchas otras veces cuando el tema en cuestión son los niños y las niñas, fue rotundo. ¿Por qué cuando los medios vulneran los derechos de nuestros niños y niñas no ponemos el grito en el cielo? ¿Por qué un tema como este no logra ser trending topic? Me lo pregunté y me lo sigo preguntando.

Nos indigna cuando sabemos de niños golpeados por nanas o parvularias, nos entristece cuando vemos las condiciones de pobreza en que viven muchos, nos preocupan los centros del Sename… sí, el niño víctima nos duele, pero dura poco, muy pocos tweets.

Estamos acostumbrados a esa representación de la niñez en los medios: la víctima, el escolar, el pobre, el abusado, el que prueba sus juguetes en navidad y en su día de agosto, el “menor” delincuente (aunque por este último nos preocupamos mucho pero mucho menos)…

Los niños y niñas siguen en el backstage de nuestra historia. Seguimos hablando del “cabro chico”; seguimos avalando que la justicia y los medios los traten de “menores”; seguimos diciéndoles que se callen porque “los temas son para grandes”; seguimos actuando como adultos expertos sin escuchar la sabiduría de nuestros niños y niñas; seguimos aceptando que los medios de comunicación reproduzcan este imaginario que relega a la niñez al lugar de víctima, carente, indefensa y sin recursos. Seguimos siendo adultocéntricos en lo privado y en lo público (redes sociales incluidas).

Pero no todos lo hacemos. Muchos levantamos las antenas cada vez que se vulneran los derechos de niños y niñas, y también aplaudimos y compartimos con otros, cuando se potencia la escucha, cuando son visibilizados en lo público (y en los medios también), cuando el Estado comienza a reconocerlos como sujetos sociales (ciudadanos!), y cuando conocemos experiencias de organización de colectivos de niños y niñas de las que se puede aprender mucho.

Agosto es el mes dedicado a los niños, niñas y adolescentes de nuestro país, porque se conmemoran 25 años de la firma de la Convención de los Derechos del Niño. Habrá iniciativas en todo Chile que los ubicarán en un lugar protagónico, quizás hablaremos más sobre ellos/as, y ojalá sea una oportunidad para abrir más espacios para escucharlos. ¿Llegaremos al trending topic?

2410 Personas han leído este artículo


Escribe un comentario

Los campos marcados con * son requeridos