SITIOCERO

Victoria Uranga HarboeMalucha PintoRebeca Araya BasualtoMauricio TolosaMariluz SotoAndres RojoCarolina CádizAlberto CecereuAlejandra YermanyPatricia MoscosoFesal ChaínMagdalena RosasJosé Manuel VelascoJuan FredesGustavo Adolfo BecerraSergio ArévaloMaría del Pilar ClementeCarolina FerreiraVerónica Grünewald

Poemas Humanos

Jorge Ragal Publicado: 31 julio, 2016

Declaración de Derechos Humanos

Toda persona tiene derecho a jugar a la pieza oscura.
A tatuarse una flecha en el corazón.
A tirarse en paracaídas.
Toda persona tiene derecho a descubrir un tesoro.
A conocer el desierto florido.
A correr una marathón.
Toda persona tiene derecho a escribir un poema.
A reírse de los peces de colores.
A disfrutar un dibujo de Matta.
Toda persona tiene derecho a convertirse en un travesti.
A subirse al carro de la victoria.
A entenderse en mapudungún.
Toda persona tiene derecho a besar a su mejor amiga.
A bailar en el carnaval de Río.
A ver debajo del agua.
Toda persona tiene derecho a donar su lengua.
A beber un vaso de cianuro.
A descubrir su punto G.

 

La Creación

El primer día dios creó el sol como el centro del universo.
Y los planetas que orbitan a su alrededor.
Al día siguiente creó a las mujeres y a las sirenas.
Ambas serían atractivas, enigmáticas y fecundas.
Por extraña razón las sirenas no sobrevivieron.
Al tercer día creó a los hombres y a los perros.
Intuyó que el perro sería el mejor amigo del hombre.
Al cuarto día creó las manzanas y las serpientes.
Luego en un momento de éxtasis creó a la Virgen María.
Al quinto día creó la poesía, la música y la alquimia.
La idea era no dedicarse exclusivamente a los negocios.
Después creó los aviones y los volantines para admirar el cielo.
Al sexto día creó la radio, la televisión y las redes sociales.
Tuvo claridad que la humanidad iba a evolucionar virtualmente.
No hizo ninguna mención contra el aborto y el suicidio.
El último día creó a los pobres, los negros y los enfermos.
Se comenta que fue una recomendación de su hijo.

Alquimistas

Cuando creíamos que la tierra era el centro
del universo, viene este señor Copérnico
y nos dice que nuestro planeta gira en torno al sol.
Cuando nos estimábamos los legítimos herederos
de los dioses, Darwin agrega que nuestra raza
desciende directamente de los animales.
Cuando ya solo podíamos aferrarnos
a nuestra cabeza, Freud por último nos advierte
que no todo es luz en la conciencia.

 

Declaración Pública

Yo, María Lourdes del Valle, más conocida como Marilou,
en pleno uso de mis facultades espirituales,
declaro que desde hoy me dedicaré solamente a la poesía.
Dejaré la acuarela y la guitarra para concentrarme en el arte de los versos.
También voy a dejar de fumar como loca,
de la cajetilla diaria solo me fumaré cinco cigarrillos.
Lo mismo con el café, sólo tres tazas al día.
Y un pisco sour al atardecer.
De los tres gatos me quedaré con uno.
Y desde hoy declaro que amaré únicamente a las mujeres.
Por tanto, les comunico a mis queridos amigos
que sólo aceptaré ciertas caricias y besos en la mejilla.
Y a mis amigas les cuento que ahora estoy a vuestra disposición
para cometer todas las locuras que hemos conversado en privado.
Afectuosamente, Marilou.

Correcciones

Donde dice criminales debe decir:
personas que asesinan a otras personas.
Donde dice esclavos debe decir:
personas que fueron sometidas por otras personas.
Donde dice maestros debe decir:
personas que enseñan a otras personas.
Donde dice exiliados debe decir:
personas que fueron expulsadas por otras personas.
Donde dice heterosexuales y homosexuales debe decir:
personas que aman a otras personas.

 

Antigüedades

Un tren a vapor descarrilado a orillas de un río.
Un casco prusiano con el orificio de un balazo.
Un monóculo advirtiendo un crimen perfecto.
Un zeppelin en llamas en medio de la noche.
Un reloj de bolsillo marcando la última hora.
Un sombrero de copas decapitado en un jardín.
Un telégrafo pidiendo socorro a los cuatro vientos.
Una edición de ¨Canto a mí mismo¨ que se sigue escribiendo.

 

Experimento

Vamos a iluminar el lado oscuro de la luna
con miles de luciérnagas que viajarán secretamente.
Vamos a disponer de un gran telescopio
para espiar a los habitantes de aquella zona.
Vamos a observar sus relaciones amorosas
y cómo educan a sus hijos.
Vamos a estudiar de qué manera sobreviven
y cómo se comportan frente al peligro.
Vamos a identificar uno a uno a nuestros gemelos
quienes algún día nos vendrán a reemplazar.

Guardar

Guardar

1579 Personas han leído este artículo


Escribe un comentario

Los campos marcados con * son requeridos