SITIOCERO

Victoria Uranga HarboeMalucha PintoRebeca Araya BasualtoMauricio TolosaMariluz SotoAndres RojoCarolina CádizAlberto CecereuAlejandra YermanyPatricia MoscosoFesal ChaínMagdalena RosasJosé Manuel VelascoJuan FredesGustavo Adolfo BecerraSergio ArévaloMaría del Pilar ClementeCarolina FerreiraVerónica Grünewald

De pasotas e indignados. La construcción de nuevos escenarios políticos.

Patricia Moscoso Publicado: 4 abril, 2016

No recuerdo en qué lugar de Madrid se hizo esta foto. Ni tampoco los nombres de las chicas. Estaba escribiendo una nota sobre los “pasotas”, esos jóvenes que no estaban ni ahí con la política, ni la transición, ni las elecciones, ni la contracultura y que se adjudicaron ese nombre en España por el recurrente «“yo paso» en sus respuestas. Fue a fines de los 70 y comienzos de los 80. Yo venía de la dictadura; ellas acaban de sacudírsela.

Recuerdo a Víctor Manuel sonando en las radios con eso de Que no cese la esperanza acorralada muerto el perro no pasó con él la rabia. Recuerdo a Enrique Tierno Galván, alcalde de Madrid en esa época,  y su largo y emocionante discurso acerca de la libertad, en una plaza de toros llena de gente. Y a un hombre a nuestro lado con un enorme perro que se mantuvo quieto durante toda la alocución del político y filósofo, al igual que todos los que estábamos allí, sobre la arena.

Olvidé mucho de lo que me dijeron esas pasotas y otros con quienes hablé entonces. Las de la foto eran estudiantes universitarias, una de ellas iba a una escuela de arte, y argumentaban que ganara quien ganara no cambiaría mucho. ¡Ahh : esa consigna reiterada a lo largo de los años También en Chile hoy. Pero había otra generación de mujeres desenfadadas que caminaban por la calle hablando fuerte de pasiones y de política salpicando el diálogo con “coño” y demases. Reivindicando el derecho a salir con quién quisieran y cómo quisieran. Como las chilenas que marcharon el pasado 8 de marzo, en la conmemoración del Día Internacional de la mujer.

30 años más tarde irrumpieron los Indignados, jóvenes en su mayoría, inundándolo todo como olas en marea creciente cuyo efecto alcanzó a medio mundo Ellos no querían pasar de nada y de los 40 que se juntaron a acampar en la puerta del Sol el 15 de mayo de 2011 (de allí la críptica denominación de 15 M ) e hicieron su mentor del del intelectual francés Stéphane Hessel (autor de un manifiesto “Indígnénse”) surgió un movimiento de cientos de miles que tiene seguidores hasta hoy. Lo que este político, ex miembro de la resistencia contra los nazis, proponía en un pequeño libro editado masivamente era, por una parte, rebelarse contra el vasallaje impuesto por el capitalismo y, por otra, inventar una nueva democracia.

indignados5ed

Parte de los indignados constituyeron Podemos y tiraron el mantel de la mesa puesta y dispuesta para lo de siempre, quebrando el bipartidismo político que se repartió el poder, político durante cuatro décadas entre el Partido Socialista Español – PSOE- y el partido Popular – PP- obligándoa sus dirigentes a pensar estrategias distintas para no quedarse debajo de la mesa, frente a los 65 diputados que obtuvo el partido de Pablo Iglesias .

Por eso el diario El País recuerda a uno de los jóvenes indignados visibles que en 2012, con apenas 24 años decía: “La gente normal puede hacer política: no tiene más que acudir a las asambleas de barrio”.  Ese chico, Segundo González, que ayudó a fundar una oficina de defensoría legal para sus congéneres con un trabajo precario, hoy es diputado y ha presentado en el Congreso un proyecto para que lo que defendían desde Juventud sin Futuro sea ley, de modo que los jóvenes becarios que acceden a trabajos precarios tengan mejores condiciones laborales.

Los nuestros

porhijo_dos

Hoy, mientras leo noticias de España y de Francia pienso qué ha ocurrido con nuestros “indignados”, los que salieron a la calle en 2011. Están los que se hicieron un lugar dentro de sus partidos de siempre; los que han preferido permanecer al margen buscando consolidar un tejido social a través de movimientos; los inorgánicos. Y también los que buscan constituirse en nuevos referentes.

RD_jackson

Guardando las proporciones miro expectante la campaña de Revolución Democrática (RD) para constituirse en partido y generar cambios desde la institucionalidad política. Con inexperiencia, con pifias, bajo sospechas, con obstáculos tan absurdos como el veto a su nombre por parte del Servicio Electoral (Servel). ¿Revolución?   ¡qué mala palabra en un país que sufrió un golpe de Estado por haber intentado un proceso revolucionario, con un gobierno elegido democráticamente! ¡Si hasta el expresidente demócratacristiano Frei Montalva habló de revolución en libertad hace 50 años!

«Tenemos el profundo convencimiento de la necesidad de enfrentar desde un nuevo referente la profunda crisis de representación y la fractura entre los ciudadanos y ciudadanas y el sistema político»”, dice RD. «“Recuperar el déficit democrático y recuperar el protagonismo popular»“ ha sido la ficha de Podemos en España.

No es fácil canalizar la “indignación” en un partido, considerando el descrédito de las instituciones políticas y el temor de los viejos militantes, en especial, a aceptar nuevos actores. Muerto el perro no se fue con él la rabia… suena fuerte, demasiado agresivo. Pero ¿acaso no es real? Miren si no: el autoritarismo instalado, las indicaciones en la agenda corta antidelincuencia que nos hacen recordar tiempos tenebrosos en que salir a la calle sin carnet te ponía de inmediato bajo sospecha; los discursos gatopardistas.

La rabia padre/madre, la rabia esto es mío y solamente mío; la de Silvio Rodríguez y la del grupo de rock Tiro de gracia, la del periodista Fernando Paulsen cuando escribe sobre la ley antifiltraciones en la prensa. Pero también la esperanza de un nuevo aire. Quizás apenas una brisa, por ahora, que con dificultad logra colarse en las noticias entre los discursos de los ya instalados que quieren retomar el gobierno. Como si todavía existiera espacio  para seguir ocultando polvo bajo la desgastada alfombra.

1249 Personas han leído este artículo


1 Comentario

  1. Tonya ha comentado

    En busca de alternativa..dificil confiar, pero claramente debe estar desde la organizacion social

Escribe un comentario

Los campos marcados con * son requeridos