SITIOCERO

Victoria Uranga HarboeMalucha PintoRebeca Araya BasualtoMauricio TolosaMariluz SotoAndres RojoCarolina CádizAlberto CecereuAlejandra YermanyPatricia MoscosoFesal ChaínMagdalena RosasJosé Manuel VelascoJuan FredesGustavo Adolfo BecerraSergio ArévaloMaría del Pilar ClementeCarolina FerreiraVerónica Grünewald

El camino del Mindfulness

Alejandra Yermany Publicado: 21 noviembre, 2016

“La plena consciencia es al mismo tiempo un medio y un fin, la semilla y el fruto… Este estado nos libera de la falta de atención y de la dispersión mental, y nos permite vivir plenamente cada minuto de la vida. La plena consciencia nos permite estar vivos”.

Thich Nhat Hanh en El Milagro de Mindfulness.

 

El concepto de atención plena o Mindfulness existe desde el año 2.500 a.c. presente en los sutras budistas e hinduistas. Sin embargo, el Mindfulness llegó a occidente en los años setenta, cuando las personas interesadas en el yoga y la meditación visitaron distintos países orientales. A partir de esto, y sobre todo en las últimas décadas, la incorporación de la atención plena a las terapias de reducción de estrés, tratamientos de depresión, ansiedad y otras enfermedades mentales ha aumentado exponencialmente, mostrando óptimos resultados en los pacientes expuestos a un programa de meditación constante.

 

¿Quiénes son sus principales exponentes?

El monje vietnamita Thich Nhat Hanh es uno de los líderes más importantes del budismo zen, y es reconocido como el primer maestro de Mindfulness en Europa. Luego de años de servicio social durante la guerra en su país, el maestro fue obligado al exilio, trasladándose y fundando en Francia la comunidad monástica Plum Village, que en la actualidad se encuentra abierta a los visitantes de cualquier nacionalidad que quieran realizar allí un retiro de plena consciencia.

Thich Nath Hanh ha publicado más de cien libros y ha viajado alrededor del mundo trasmitiendo este mensaje de compasión y paz. Su obra más conocida es “El Milagro de Mindfulness” (recomendadísimo!).

Ahora, a nivel terapéutico, el primero en incorporar el Mindfulness en la medicina fue el biólogo molecular Jon Kabat-Zinn, quien trasladó la meditación budista a un contexto terapéutico. Fue en 1979 que fundó la Clínica de Reducción de Estrés en la Facultad de Medicina de la Universidad de Massachussets, desde donde ha trabajado en numerosos programas basados en los principios del Mindfulness para pacientes con depresión, estrés, ansiedad y dolor crónico, entre otros.

 Path of life - choice

Los fundamentos del Minfulness

La practica del mindfulness tiene su base histórica en el Budismo, y en particular, en la creencia del concepto de impermanencia, es decir, la comprensión de que nada es eterno y que por esa razón, debemos disfrutar del momento presente. Pensando así, disminuimos el sufrimiento y nos acercamos a una vida más plena. Buda solía enseñar a sus discípulos a mantener la mente en el momento presente para evitar sufrir por el pasado (causa de depresión) o por el futuro (causa de ansiedad), sin caer en dogmas. De esta misma manera, la práctica de Mindfulness no está vinculada a ninguna religión, sino más bien a un estilo de vida que beneficia a quienes lo practican y su entorno.

El TAO (término que alude a todo lo creado) también utiliza la sabiduría del Mindfulness para mantenernos en el momento presente, aquí y ahora. Al permanecer presentes, nos desprendemos de preocupaciones y pensamientos no deseados, dejando espacio para la acción beneficiosa y compasiva. Esta filosofía de vida oriental se asemeja mucho a la propuesta del Mindfulness al poner a la intuición por sobre las construcciones sociales, y sobre todo, al darle una mayor importancia a la observación de nuestros procesos internos en cada momento, aceptando los sentimientos y dejando que aparezcan y desaparezcan libremente, sin juicios.

Lotus flower in bloom with copy space, shallow depth of field.

¿Cómo puedo incorporar el Mindfulness a mi vida diaria?

Meditar es simplemente practicar, una y otra vez, sin pensar en estar haciéndolo  <<bien>> o <<mal>>.  En la práctica de Mindfulness lo que se busca no es relajarnos o entrar en un estado de iluminación superior: lo que esperamos, es simplemente estar en el momento presente, con los ruidos del entorno, los dolores corporales e incluso tus preocupaciones. Esa es la diferencia con otros tipos de meditación, donde te esfuerzas por sumergirte en un aislamiento que no es realizable en nuestras vidas cotidianas.

La idea de Mindfulness, es permanecer en atención plena, dejando que los pensamientos surjan y sigan su camino, sin quedarnos “pegados” a una idea o concepto. De esta manera, nos enfocamos en lo que está sucediendo aquí y ahora, con la actitud de una mente de principiante en donde todos los estímulos son nuevos, únicos e irrepetibles.

Ser amables con todo el mundo practicando la compasión –empezando por ti mismo- es una forma de conectar con el momento presente, entrenando la capacidad de permanecer consciente en el momento actual, pues es ahí el único lugar en donde puedes realizar cambios, tomar decisiones y disfrutar de la vida plenamente.

De esta manera, entendemos que el Mindfulness no es solo una práctica, se trata de un estilo de vida basado en la compasión, la felicidad y la consciencia plena.

 

¿Hay evidencias de que esto realmente funciona?

A nivel científico, son numerosos los estudios que han demostrado los cambios cerebrales asociados a la meditación constante de Mindfulness. Las tecnologías actuales, como la imagen por resonancia magnética, han permitido comprender la forma en que la práctica regular de meditación Mindfulness produce cambios funcionales y estructurales beneficiosos en el cerebro, activando áreas asociadas a la gestión de emociones y a la resistencia frente a vivencias estresantes.

El MBSR (Mindfulness Based Stress Reduction) es el programa creado por Jon Kabat-Zinn que actualmente se aplica en pacientes con altos niveles de estrés, y se ha demostrado  que luego de ocho semanas de práctica, existe una reducción de materia gris en la amígdala, glándula que produce la sensación de miedo y con ello, la ansiedad y el estrés.

Buddha in meditation with burning candle

¿Quieres saber más?

Si estás interesad@, te recomiendo leer los siguientes libros:

-Hacia la Paz Interior, de Thich Nhat Hanh (Editorial DeBolsillo)

-El Milagro de Mindfulness, de Thich Nhat Hanh (Editorial Oniro)

-Más allá del Mindfulness, de Bhante Henepola Gunaratana (Editorial Kairós)

-La Biblia del Mindfulness, de la Dra. Patricia Collard (Gaia Ediciones)

-Mindfulness guía práctica para encontrar la paz en un mundo frenético, de Mark Williams y Danny Penman (Editorial Paidós booket)

-Con Rumbo Propio, de Andrés Martín Asuero (Plataforma Editorial)

 

Y si tienes ganas den profundizar, puedes participar en los talleres que organiza Mucho Más Mejor, una organización que promueve y gestiona el bienestar y la felicidad a través de la psicología positiva aplicada y la meditación Mindfulness. Ellos ofrecen talleres de Mindfulness basados en el programa de reducción de estrés de Jon Kabat-Zinn. Puedes buscarlo en facebook como /muchomasmejor.

Otra buena opción para estudiar y aprender sobre Mindfulness es el Diplomado en Mindfulness Relacional y Prácticas de Bienestar que ofrece la Universidad Adolfo Ibáñez.

Lo bueno es que ambas opciones son full recomendadas y te permiten inscribirte sin pre-requisitos (por ejemplo, sin la necesidad de ser sicólogo o estar en medicina).

Desde mi propia experiencia, te aseguro que si decides tomar el camino del Mindfulness te cambiará la vida. En mi caso, a mis 32 años, esta ha sido una de las experiencias más transformadoras que he vivido, y lo mejor, es que no necesitas hacer grandes cambios ni requiere de grandes esfuerzos.

Solo debes decidir vivir la vida desde otro lugar…. y sumarte al camino del Mindfulness.

1363 Personas han leído este artículo


Escribe un comentario

Los campos marcados con * son requeridos