SITIOCERO

Victoria Uranga HarboeMalucha PintoRebeca Araya BasualtoMauricio TolosaMariluz SotoAndres RojoCarolina CádizAlberto CecereuAlejandra YermanyPatricia MoscosoFesal ChaínMagdalena RosasJosé Manuel VelascoJuan FredesGustavo Adolfo BecerraSergio ArévaloMaría del Pilar ClementeMacarena PolancoCarolina FerreiraVerónica Grünewald

El mundo no merece un parto

Verónica Grünewald Publicado: 21 agosto, 2016

El mundo se asombra con las imágenes de Omram, el niño sirio, rescatado de la barbarie y la violencia de una guerra. No  es el  único caso, lo sabemos. Según la ONG  Save the Children, solo la última semana  en las áreas sitiadas en Siria, fueron atacadas seis  escuelas provocando la muerte de niños y profesores.  No es justa la  muerte de un niño. No es justo que un pequeño como  Aylan sea encontrado muerto en las costas turcas,  luego de naufragar la embarcación donde su familia  huía de la violencia.   En Italia, Lampedusa recibe a los sobrevivientes de los naufragios que provienen de África, impulsados  también por la violencia política y el hambre.

Producto de la crisis migratoria, organizaciones como Save the Children, Médicos sin Fronteras y ACNUR, han denunciado a comienzos de este año, la desaparición de  cerca  de 10.000 niños que ingresaron solos a Europa, según los registros. ¿Dónde están los niños? Muchos de ellos apenas sabían sus propios nombres.

En Chile no lo hemos hecho mejor con nuestros niños. Pendientes las investigaciones en el SENAME tal vez nunca se aclaren las muertes  incontables, lo digo por la falta de precisión en la información. Es parte de nuestra historia,  la historia de los pobres, multiplicados, invisibilizados. Pero existen y   ahora tienen otros colores, vienen huyendo con sus padres de la violencia. Los recibimos, pero ¿Les ofrecemos seguridad?

Creo que el  mundo debe cambiar para merecer  el dolor del parto de un hijo.  ¿No existe en el mundo un lugar seguro para un  niño  o una niña? ¿Dónde  están los ángeles de la guarda? ¿Se los comió Trump?  ¿Los interceptó Putin?

785 Personas han leído este artículo


1 Comentario

  1. Vero ha comentado

    Lo triste en el caso de los niños y niñas de Sename es que llegaro alli por una situacion particular que los llevó a tener esa unica salida. Y esa unica salida a algunos les significó la muerte, a otros el pasaje a centros de reclusion. Como sociedad no nos hemos hecho cargo. Los niños se institucionalizan a muy temprana edad cooperando con el sistema economico que obliga a sus madres y padres a trabajar 10 o mas hrs cada dia para comprar cosas. Todo disfrazado bajo la idea del progreso, el empoderamiento de la mujer, etc.

Escribe un comentario

Los campos marcados con * son requeridos