SITIOCERO

Victoria Uranga HarboeMalucha PintoRebeca Araya BasualtoMauricio TolosaMariluz SotoAndres RojoCarolina CádizAlberto CecereuAlejandra YermanyPatricia MoscosoFesal ChaínMagdalena RosasJosé Manuel VelascoJuan FredesGustavo Adolfo BecerraSergio ArévaloMaría del Pilar ClementeCarolina FerreiraVerónica Grünewald

La obra imprescindible de Alan Moore

Macarena Polanco Publicado: 21 septiembre, 2016

“Esta es una historia imaginaria, ¿pero acaso no lo son todas?”

Con esta frase comenzaba la genial historieta de Superman “¿Qué ha pasado con el Hombre del Mañana?”, una de las tantas obras a cargo de Alan Moore, un auténtico genio del cómic que no solo ha destacado por sus notables contribuciones al género, sino que también por teñirlos de su visión ácida y sarcástica.

Ante el reciente anuncio de que se retira del mundo del cómic, quiero hacer un breve repaso por lo mejor (o más destacado) de su legendaria obra.

Swamp Thing

Originalmente creado por el guionista Len Wein (y olvidado completamente por DC Comics) Moore reinventó al personaje y lo convirtió en insuperable. Las historias eran astutas, maduras y exploraban problemáticas de la sociedad actual. En esta misma aventura,  Moore creó a John Constantine, uno de los antihéroes más recordados de las novelas gráficas (y que veremos, junto a Swamp Thing, en “Justice League: Dark”).

 

From Hell

La obra (tal vez) definitiva sobre Jack El Destripador y el mito de su eternidad. Moore es sumamente profundo en el análisis del personaje, con la ayuda de Eddie Campbell en el dibujo. El apéndice en texto, con decenas de páginas y plagado de detalles, convierten a cada capítulo en obras de estudio muy valiosas para los amantes del género.

 

Superman Anual

Moore ayudó, a mediados de los ’80, a relanzar al personaje de Superman cuando éste estaba en franca decadencia en cuanto a ventas. Nadie se había atrevido a retratar a Superman como un tipo casi esquizofrénico, que tenía alucinaciones y vivía en una realidad paralela dentro de su propia mente.

 

Watchmen

Otro caso más que seguía la norma: si lo tocaba Alan Moore, lo redefinía. Siguiendo esta máxima, Watchmen sería una de sus obras más icónicas. Actualmente es considerada una de las mejores novelas gráficas que se haya creado, con múltiples lecturas a sus argumentos fascinantes basados en la guerra, la política, el crimen y el rol de los superhéroes. Sus detalles, su forma de tamaño de viñetas, sus 12 episodios a modo de reloj, sus frases y citas literarias… Todo en Watchmen está en el top de la creación estilo Alan Moore.

 

Batman: The Killing Joke

La invención del origen del Guasón fue tan aclamada que se dio por oficial en el universo DC Comics. A pesar de que la relación entre Moore y DC Comics estaba desgastada, él se las ingenió para crear el origen definitivo del Joker y, una vez más, llevar a un superhéroe (Batman) a explorar nuevos y oscuros terrenos. Hay un antes y un después tras “The Killing Joke”, novela gráfica que puso en evidencia el valor artístico que podían tener las historietas en la cultura popular.

 

V de Vendetta

Para Moore el estado controlaba a los ciudadanos y daba hasta miedo ver ciertas formas de actuar. Con una definición de trazo muy buena de parte de su dibujante David Lloyd, la obra deja huella por el detalle de sus viñetas. Mucha gente se acercó a la novela gráfica tras haber visto la película de Natalie Portman y Hugo Weaving, cuando lo lógico hubiera sido al revés. Se pueden ver, en ambas, cierto nexo común pero tienen distintas subtramas. Y el aire de héroe anónimo de V (protagonista absoluto en la novela gráfica y no tanto en la película) es fundamental para Moore. El significado que él quería transmitir era que la lucha contra el sistema opresor, en un Reino Unido muy futurista, solo podía ser combatido por alguien que nunca desfalleciera.

 

Y hay mucho más.

Moore es un mago, un loco y un genio a la vez, que en este afán de reinvención ha preferido dedicarse a explorar otros terrenos en busca de nueva inspiración. Pero su obra en el cómic ya es imperecedera y se completa, entre otras producciones, con “V de Venganza” (1982-1988), “Desde el infierno” (1991-1996) y “La Liga de los Hombres Extraordinarios” (todavía en emisión).

Estas tres producciones han tenido sus adaptaciones al cine, muy a pesar del autor, quien seguirá deleitándonos pero desde otras plataformas.

909 Personas han leído este artículo


Escribe un comentario

Los campos marcados con * son requeridos