SITIOCERO

Victoria Uranga HarboeMalucha PintoRebeca Araya BasualtoMauricio TolosaMariluz SotoAndres RojoCarolina CádizAlberto CecereuAlejandra YermanyPatricia MoscosoFesal ChaínMagdalena RosasJosé Manuel VelascoJuan FredesGustavo Adolfo BecerraSergio ArévaloMaría del Pilar ClementeCarolina FerreiraVerónica Grünewald

Decreto la Paz

Theodoro Elssaca Publicado: 23 julio, 2017

Por nuestros ojos pasan naciones despojadas
Arrastran sus almas por feroces fronteras:
púas que desgarran sus carnes y sombras

¿Por qué olvidamos a Hiroshima y Nagasaki?
sacrificadas en nombre de la paz
Horrores que fracturan la huella trashumante

Amargo el paso que acerca a la huesa
Cuerpos olvidados en los caminos
son el vestigio de los que buscan cobijo
No hay ángeles de mármol que los custodien
ni cementerios y tumbas para estos caídos

Víctimas de las mismas ambiciones
verdugos que horadan la historia humana
rompieron el horizonte de libertades
manchando los pasos con sangre y tormento

Exterminio que causa migraciones planetarias
peregrinos dolientes del hogar derribado
Sacrificio de las tierras expoliadas del oriente
símbolo universal de Siria y Palestina
encarnan hoy la causa de todas las causas

Quiero decretar desde la palabra
la dignidad de los pueblos y sus raíces,
abolición de crueles intrigas y codicias
Decreto el derecho a la igualdad del ser
al agua, a la educación y la existencia

Decreto la defensa ecológica de la tierra
Decreto que somos de un mismo origen y semilla
Decreto la paz escrita en mayúscula: PAZ

943 Personas han leído este artículo


Escribe un comentario

Los campos marcados con * son requeridos