SITIOCERO

Victoria Uranga HarboeMalucha PintoRebeca Araya BasualtoMauricio TolosaMariluz SotoAndres RojoCarolina CádizAlberto CecereuAlejandra YermanyPatricia MoscosoFesal ChaínMagdalena RosasJosé Manuel VelascoJuan FredesGustavo Adolfo BecerraSergio ArévaloMaría del Pilar ClementeCarolina FerreiraVerónica Grünewald

Habitante

Rebeca Araya Basualto

Twitter

Twitter username is not configured

Rebeca Araya Basualto

Periodista y publicista de profesión.
Viajera, curiosa, ciclista y docente por vocación.
Fotógrafa, lectora y escribidora por motivación.
Me caen bien los gatos y algunos perros.
Les caigo bien a los niños y algunos adultos.
Me apasiona el cine (todo, desde siempre) me encanto en la poesía, gracias a la cual aprendí algo de inglés, algo de francés y los muchos mundos que abren o cierran las palabras.

Escapo en el jazz, me reencuentro en el rock, me escucho en el tango. La música es buen refugio, compañera muy querida y grande continente que nunca termino de explorar.

Gracias al teatro superé la tartamudez y en los peores años de este país, cuando hasta mis discursos eran útiles, endosé a las enseñanzas de Stanislavsky los dramas de mi timidez. Me asombra la magia de los actores y siempre agradeceré a mi madre llevarme al teatro desde muy niña, a todos los circos que llegaron a Chile (vi a Popov en el Circo Ruso que se presentó en el Teatro Caupolicán) y comprarme todas las revistas de monitos que desde entonces hasta hoy nunca dejé de amar. Desde ellas llegué a los libros, que me acompañarán siempre.

El periodismo me permite hurguetear en lo que me interesa,

Con la excusa de reportear, viví una semana que no olvido con los jíbaros, en la Amazonía ecuatoriana. De ellos aprendí que "un Hombre, para ser un Hombre, debe tener UN buen amigo y UN buen enemigo, porque el amigo te prolonga en la vida y tu enemigo es la dimensión de lo que debes vencer para seguir tu destino".

Los jíbaros (ellos se llaman a sí mismos shuar o ashuar) dicen que si consideras a cualquiera un amigo, despilfarras buena energía. Y si te permites considerar a cualquiera tu enemigo, eres tan poca cosa como aquellos en que concentras o dispersas ira, que es la fuerza necesaria para proteger lo que importa.

Desde entonces elijo con cuidado a mis amigos y no tengo enemigos.

Alguna vez haré un documental sobre mujeres que aman a poetas.

Artículos de Rebeca Araya Basualto

De sueños y serpientes De sueños y serpientes 12 abril, 2011 A pesar de tantos pesares en la escena local, por estos días escucho esperanzada el ruidito de los dientes de una serpiente que devora su cola. No sabemos cómo ni cuándo, ni sí será para mejor, pero el mundo cambia una vez más ante nuestros ojos. Y nuestra copia feliz del Edén  forma parte del mundo, aunque tendemos a olvidar ese detalle. El sistema se devora a sí mismo en Egipto, Libia, Italia o el devastado Japón, en la tambaleante… [ Leer más ]