Compartir

No se preocupe que no hay spoilers. Porque el guion y la trama están escondidos bajo siete llaves, aunque los trailers ya dan algunas pistas y los foros crecen en arduos debates sobre el destino del episodio VII. Hollywood y la industria atraviesan por una crisis de originalidad. Ya no se generan nuevas ni grandes historias, y al parecer lo único que va quedando es apostarlo todo al prestigio de las grandes franquicias consolidadas. Y en pocas semanas “Star Wars” pondrá a prueba esta máxima.

Lo ocurrido con “Volver al Futuro” grafica muy bien que el cine, la mayoría de las veces, sabe hacer un marketing de lujo. Michael J.Fox y Christopher Lloyd se pasearon por muchos programas, las cadenas de cine del mundo reprogramaron la saga y se celebró como gran acontecimiento la (por fin) llegada de Marty McFly al futuro….a ese 21 de octubre de 2015. Esto nos habla de una sola cosa: legado en la cultura pop y jugosos números para los grandes estudios.

Hace más de 30 años, Irvin Kershner era anunciado como el director de “El imperio contraataca”, la primera secuela de “Star Wars”. Un director de documentales parecía una elección curiosa, pero en la época de no-internet el anuncio no causó alboroto alguno.

Hace dos años se anunció que J.J. Abrams sería el director en el regreso más esperado de la década, justamente el de “Star Wars”. Con experiencias como productor, director y escritor en “Lost”, “Fringe”, “Super 8” y el reestreno de “Star Trek”, parecía una acertada elección, pero en plena era de internet y las redes sociales el mundo enloqueció.

“Otra franquicia para que la arruine” leí en esa oportunidad en el blog de CNN, por ejemplo. Y aunque el tiempo parecía lejano, ya estamos aquí…ad portas del estreno del “Episodio VII: The Force Awakens”.

Y es que más allá de ser fan o no, todo el mundo entiende la relevancia de este evento cinematográfico. Es la saga más exitosa en la historia del cine, y no solamente desde la taquilla, sino en su impacto en la cultura popular, ya instalada durante 35 años, con millones producidos por el inagotable merchandising que se ha creado alrededor de la historia de Luke, Anakin y el resto.

¿Cómo estás a pocos días y semanas de este regreso?, ¿estás preparado para la decepción?. Porque anda circulando mucho escepticismo.

El trailer que salió en diciembre pasado, y que rompió todos los records de visitas en Youtube, fue recibido positivamente, y al parecer la única duda fue el nuevo diseño del sable de luz, entre otras cosas. Eso demuestra que los fans de “Star Wars” son: fieles pero exigentes, ¿lo habrán tenido claro los realizadores?.

¿De qué habría que desconfiar?.

Primero: los fans clásicos consideran que la segunda trilogía (episodios I, II y III) fue decepcionante.

Segundo: hay desacuerdo con que las nuevas películas se hagan bajo la producción de Disney, lo cual para muchos significa haberse pasado al lado oscuro directamente.

Tercero: ¿realmente hay más historia que contar?.

Cuarto: da la clarísima sensación de que los productores lo único que quieren es lucrar a costa de la magia de la historia, es decir, hipotecar el prestigio.

Quinto: George Lucas sabe que no solamente tiene una historia legendaria, sino que también un gran negocio.

Pero también hay puntos a favor, no desfallezcan:

Primero: el guión lo escribió Lawrence Kasdan, el responsable (junto con Lucas) del aclamado episodio V, así que sabe perfectamente hacia donde puede ir la historia.

Segundo: nadie tiene más credenciales que JJ Abrams. Entiende el público, entiende el producto y ya supo manejar la presión de revivir una historia de ciencia ficción con millones de fans.

Tercero: ¿realmente habrá soldados imperiales? Eso encaja con que el personaje de John Boyega sea un soldado a sueldo de la república, la nueva generación que sustituye a los clones de Jango Fett.

Cuarto: Oscar Isaac aparece en el trailer pilotando una nave (un X-Wing aparentemente). El papel de Isaac se amplió después del accidente de Harrison Ford, así que es probable que el guatemalteco tenga más protagonismo.

Quinto: la saga sigue apostando por los sables de luz, el símbolo eterno. A usted se lo compraron cuando era niño y ahora usted tendrá que comprárselo a algún pequeñín de la familia. A eso apuesta este regreso.

Sexto: Luke ha estado misteriosamente ausente de los trailers. Tampoco aparece en el último afiche. Reyes de la estrategia (¿nuevo Sith?).

No existen fórmulas mágicas; son siete películas y 35 años de historia. La apuesta es por conservar la magia de  poder volar en la nave imperial de 1977. La producción ha tirado toda la carne a la parrilla en marketing, la cuenta regresiva ya ha comenzado…para los fans y para el estudio.

Ahora usted es el adulto que llevará a los niños a ver ese universo complejo y encantador. Ya por esto la emoción de muchos será indescriptible. Eso ya es motivo para celebrar. Eso es el cine y su magia.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *