SITIOCERO

Victoria Uranga HarboeMalucha PintoRebeca Araya BasualtoMauricio TolosaMariluz SotoAndres RojoCarolina CádizAlberto CecereuAlejandra YermanyPatricia MoscosoFesal ChaínMagdalena RosasJosé Manuel VelascoJuan FredesGustavo Adolfo BecerraSergio ArévaloMaría del Pilar ClementeMacarena PolancoCarolina FerreiraVerónica Grünewald

Valparaíso mi amor Patrimonio Cultural de la Humanidad sin Política Cultural

Fesal Chaín Publicado: 12 julio, 2016

Patrimonio Cultural

En primer lugar y antes de ir al fondo del asunto, creo necesario describir cuales son los criterios que la Unesco considera para que un sitio sea elegido Patrimonio Cultural de la Humanidad. Para ser incluido en la lista del Patrimonio, éste debe tener un “valor universal excepcional” y debe satisfacer al menos un criterio de los siguientes diez establecidos por el organismo:

1. Representar una obra maestra del genio creativo humano.

2. Testimoniar un importante intercambio de valores humanos a lo largo de un periodo de tiempo o dentro de un área cultural del mundo, en el desarrollo de la arquitectura, tecnología, artes monumentales, urbanismo o diseño paisajístico.

3. Aportar un testimonio único o al menos excepcional de una tradición cultural o de una civilización existente o ya desaparecida.

4. Ofrecer un ejemplo eminente de un tipo de edificio, conjunto arquitectónico, tecnológico o paisaje, que ilustre una etapa significativa de la historia humana.

5. Ser un ejemplo eminente de una tradición de asentamiento humano, utilización del mar o de la tierra, que sea representativa de una cultura (o culturas), o de la interacción humana con el medio ambiente especialmente cuando este se vuelva vulnerable frente al impacto de cambios irreversibles.

6. Estar directa o tangiblemente asociado con eventos o tradiciones vivas, con ideas o con creencias, con trabajos artísticos y literarios de destacada significación universal. (El comité considera que este criterio debe estar preferentemente acompañado de otros criterios.)

7. Contener fenómenos naturales superlativos o áreas de excepcional belleza natural e importancia estética.

8. Ser uno de los ejemplos representativos de importantes etapas de la historia de la tierra, incluyendo testimonios de la vida, procesos geológicos creadores de formas geológicas o características geomórficas o fisiográficas significativas.

9. Ser uno de los ejemplos eminentes de procesos ecológicos y biológicos en el curso de la evolución de los ecosistemas.

10. Contener los hábitats naturales más representativos y más importantes para la conservación de la biodiversidad, incluyendo aquellos que contienen especies amenazadas de destacado valor universal desde el punto de vista de la ciencia y el conservacionismo. (1)

El año 2003, el área histórica de la Ciudad de Valparaíso fue inscrita en la lista del Patrimonio Mundial, bajo el criterio cultural III: “Aportar un testimonio único o al menos excepcional de una tradición cultural o de una civilización existente o ya desaparecida”, a decir: “Valparaíso (como) un testimonio excepcional de la fase temprana de globalización, a fines del siglo XIX, cuando se convirtió en el puerto comercial líder de las rutas marítimas de la costa del Pacífico de Sudamérica”. Para quienes no lo saben, lo que efectivamente fue considerado Patrimonio Cultural de la Humanidad, fue el área histórica de la ciudad, que a juicio de la Unesco representa un extraordinario ejemplo de la herencia de la era industrial asociado al comercio marítimo internacional de finales de los siglos XIX y XX. A su vez estableció que la ciudad de Valparaíso es considerada la primera ciudad y el más importante puerto comercial en las rutas marítimas de la costa del Pacífico de América del Sur, que vinculó los océanos Atlántico y Pacífico a través del estrecho de Magallanes. Y finalmente, que tuvo un gran impacto comercial en su región desde la década de 1880 hasta la apertura del Canal de Panamá en 1914. Se remarca también que después de esa fecha, su desarrollo más lento permitió que su puerto y tejido urbano característico sobreviviera como un testimonio excepcional de la primera fase de la globalización. (2)

Para la Unesco el casco histórico de Valparaíso, desde donde la ciudad se comenzó a desarrollar en toda su extensión, considera o se compone de cinco barrios entrelazados: Iglesia La Matriz , Plaza de Santo Domingo; Plaza Echaurren y la calle Serrano, esta última en su mayor parte de carácter comercial y marcada por la presencia del Mercado Puerto; Muelle Prat y Plazas Sotomayor y Justicia; la zona de la calle Prat y el área del edificio Turri; y los cerros Alegre y Concepción, considerados un solo barrio planificado y desarrollado en gran parte por inmigrantes alemanes e ingleses, con plazas, puntos de visualización o miradores, paseos, pasillos, escaleras y las estaciones principales de algunos de los ascensores distintivos de Valparaíso. (3)

Pero más allá del detalle específico de los criterios Unesco y del emplazamiento concreto del sitio considerado Patrimonio Cultural de la Humanidad, lo que podemos observar primeramente en la descripción, es un conjunto relacionado y complejo de definiciones tales como: herencia de la era industrial asociado al comercio marítimo internacional, el más importante puerto comercial en las rutas marítimas de la costa del Pacífico, vínculo entre los océanos Pacífico y Atlántico, tejido urbano característico, testimonio excepcional de la primera fase de la globalización etc., etc., etc. Lo que en definitiva lo determinan ni más ni menos como un testimonio único y excepcional de una tradición cultural o de una civilización existente o ya desaparecida

Valparaíso mi amor (2) Film de Aldo Francia

Valparaíso mi amor (2) Film de Aldo Francia

Nuestra Cultura Porteña

Frente a tamaña caracterización anterior, de identidad en el hacer y ser de Valparaíso, desde su pasado y ciertamente en su presente como algo ido pero susceptible de preservación y rescate material e inmaterial, uno como ciudadano de esta ciudad que se presenta a los ojos del mundo como inmemorial, esperaría de sus intelectuales, de sus artistas, y sobretodo de su élite política o de aquellos que pretenden serlo desde el actual o futuro ejercicio dirigencial de las cuestiones públicas, propuestas a la altura de lo que los porteños pretendieron para Valparaíso hace ya 13 años, y de lo que la propia humanidad definió desde los criterios de Patrimonio. Dicho de otro modo más simple, como habitante uno exigiría que en cualquier proceso eleccionario comunal, y en especial en los procesos de elección popular de Alcalde y Concejales, los candidatos y candidatas establecieran grandes lineamientos de políticas y apoyos a las expresiones culturales de Valparaíso, que no sólo tuviesen que ver con la preservación patrimonial efectiva del casco histórico o de otras áreas urbanas, sino con lo que podemos considerar la totalidad del patrimonio inmaterial, o lo que se ha entendido siempre en ciencias sociales, como la memoria histórica, que no es sino la vida presente del pasado de una comunidad toda.

Sin Política Cultural

Revisando los lineamientos programáticos realmente existentes, es decir de sólo dos de cuatro candidaturas a Alcalde a Valparaíso, la del Sr. Jorge Sharp de la Asamblea Ciudadana y la del Sr. Leopoldo Méndez de la Nueva Mayoría, obtenemos las siguientes propuestas desde la Cultura en nuestro puerto:

Primero, respecto de la Asamblea Ciudadana, en lo que se denomina Grandes Ejes del Programa de Valparaíso Ciudadano, hay cinco áreas bien definidas: I. Gobierno ciudadano; II. Actividad Portuaria para el  Desarrollo Económico local; III. Instalar la Transparencia y acabar con la corrupción; IV. Diversificar la Economía local y; V. Poner el bienestar de las personas en el centro. Sólo en el eje V se puede leer la palabra “cultural” cuando se refiere a “Nuestra idea es lograr un desarrollo económico, político, social, ambiental y “cultural”, que pone el bienestar de las personas en el centro…” (4)

En segundo lugar, de las 23 propuestas del candidato de la Nueva Mayoría, hay seis en las cuales se refiere a la Cultura. En la propuesta dos donde plantea la realización de un concurso amplio para que se realicen 100 murales para Valparaíso. En la propuesta tres donde plantea instalar un mosaico gigante por los muros de la Avenida Pedro Montt. En la propuesta siete donde establece construir estudios comunitarios de grabación en cada cerro, y un estudio central con estándares europeos. En la propuesta ocho donde ofrece crear una Orquesta sinfónica juvenil. En la propuesta veinte que establece encontrar nuevos lugares y re direccionar la utilización de espacios patrimoniales y para terminar,  en la propuesta veintiuno un  Festival internacional de Valparaíso. (5)

Si bien es justo decir que hoy no están conformados los Programas de Gobierno Local propiamente tal, pues pasado el proceso de Primarias, tantos los movimientos como los partidos políticos, deben consensuar las ideas, propuestas y ejes programáticos para ofrecerlos a la ciudadanía, es importantísimo notar que estos lineamientos ya planteados como plataformas de ambas candidaturas, no están al altura de la definición Unesco respecto de lo propiamente cultural y menos de la realidad de Valparaíso en su caracterización identitaria.

Pues, tomando lo expresado por Unesco y rescatando una visión más global de Cultura y a su vez más específica,  la entiendo como la expresión de un modo específico de vida, pero también, y a la vez, como expresión artística e intelectual en obras, de dicho modo de vida. Y considerando todo esto, entonces prefiguro una Política Cultural como aquella capaz de realizar un profundo Rescate de la Identidad del habitar y de la Promoción de los Creadores como preservadores del pasado y del presente como extensión de la historia de la comunidad.

Tal como dijera tantas veces Gonzalo Ilabaca frente a su oficio de pintor: el creador como aquel o aquellos capaces de rescatar lo que va a desaparecer. Además, si quisiéramos ocupar como ciudadanos y comunidad los conceptos Unesco de cultura, también se trata expresar en obras “una tradición del asentamiento humano, en su utilización del mar o de la tierra, que es representativa de la interacción humana y con el medio ambiente. Es decir el ser capaces de mostrar a todos quienes forman parte de nuestra comunidad tradiciones vivas que se muestran como modos presentes, expresadas en obras artísticas e intelectuales con ideas y creencias de destacada significación universal, y ciertamente desde un plan cultural sistemático.

Considerando lo anterior, no es posible que no exista una propuesta más integral de Política Cultural en aquellos que pretenden dirigir Valparaíso. Lo que vemos son una cantidad de líneas de acción como promesas desperdigadas, siempre probables de ejecutar si hay recursos, pero inconexas, y que en total entre ambas candidaturas suman siete pobres medidas, y sólo seis, si consideramos que la primera sólo es una mención honrosa sobre la necesidad de desarrollo cultural. Frase muy manida en cualquier documento, a falta de profundizar en el fenómeno.

Valparaíso mi amor (3) Film de Aldo Francia

Valparaíso mi amor (3) Film de Aldo Francia

 Palabras finales

No es objetivo de este texto hacer una especie de denuncia, nada más lejos,  o el de ponerme equidistante o sobre las propuestas globales, pues para mí lo más importante es Valparaíso entero, sus cerros y su plan, sus habitantes y su naturaleza, su viento y el mar, la mirada de quienes nos ponemos en tanto en borde costero o en las alturas de un cerro,  como de aquellos que faenan día y noche en el puerto. Es que he aprendido a amar a Valparaíso como es y sé a ciencia cierta que se ha transformado en mi lugar en el mundo, que se ha convertido en mi mundo definitivo y lo acepto en su magnitud, en su riqueza y en su pobreza, en su diversidad. Aún espero merecerlo. Pero al menos tengo amigos en ambas alianzas y candidaturas, y que sé muy bien, hacen lo posible y lo imposible por sacar a la derecha de gobierno comunal, pues esta ha demostrado una incapacidad enorme en su gestión.

Este texto, es más bien un sentido y cariñoso llamado de atención a las candidaturas, alianzas y bloques sociales que hoy concursan por el gobierno local. No es admisible, y más allá de cualquier consideración sobre el nivel educativo de nosotros como habitantes de este nuestro puerto amado, que las élites políticas y sociales y las comunidades de ciudadanos no hayan planteado ni siquiera en sus lineamientos programáticos ya mostrados, al menos un esbozo de Plan Estratégico específicamente Cultural y como eje o pivote de cualquier medida en otros ámbitos del hacer comunal y ciudadano. Por todo lo dicho, el poner en el centro la cultura, las obras y a sus creadores, que no es sino poner en el centro a los habitantes del ayer y del hoy y sus modos de vida y su interacción entre ellos y el mundo natural, es una tarea ineludible para quienes concursan a dirigir una ciudad que se levanta desde su área histórica como patrimonio cultural de toda la humanidad.

Mis más fervientes deseos que estas palabras que se han convertido en una carta, de un nieto, de un bisnieto y de un tataranieto de porteños,  para aliados y adversarios, todos porteños como fueron mis antepasados, y finalmente compañeros de la vida en muchas actividades y expresiones distintas a la política, sea de todo corazón mi aporte para sacar a Valparaíso del marasmo político, social, cultural y económico en que se encuentra, y que no nos merecemos quienes en definitiva hemos hecho patria y comunidad en este torbellino mágico que amarra como el hambre

 

(1) Wikipedia Patrimonio de la Humanidad https://es.wikipedia.org/wiki/Patrimonio_de_la_Humanidad
(2) Historic Quarter of the Seaport City of Valparaíso http://whc.unesco.org/en/list/959
(3) ibid 1

(4) Programa para el Municipio de Valparaíso hecho por los Ciudadanos http://www.primariasciudadanasvalpo.cl/#!programa/cihc
5) Estas son las propuestas de DJ Méndez si sale elegido alcalde de Valparaíso El Martutino, 31 de Mayo, 2016 http://www.elmartutino.cl/noticia/politica/estas-son-las-propuestas-de-dj-mendez-si-sale-elegido-alcalde-de-valparaiso

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

1848 Personas han leído este artículo


1 Comentario

  1. Carolina Ferreira ha comentado

    Muy buen aporte: informa y debate sobre la identidad y el patrimonio, y propone un tema para la agenda siempre circunstancial sobre el tema de qué conservamos y qué cambiamos para construir una realidad mejor. Gracias!!

Escribe un comentario

Los campos marcados con * son requeridos