SITIOCERO

Victoria Uranga HarboeMalucha PintoRebeca Araya BasualtoMauricio TolosaMariluz SotoAndres RojoCarolina CádizAlberto CecereuAlejandra YermanyPatricia MoscosoFesal ChaínMagdalena RosasJosé Manuel VelascoJuan FredesGustavo Adolfo BecerraSergio ArévaloMaría del Pilar ClementeCarolina FerreiraVerónica Grünewald

Una poeta en prisión

Blanca del Río Publicado: 27 noviembre, 2017

Una poeta en prisión
Por Dareen  Tatour
Traducido del inglés al español por Dra. Blanca del Río V
.

En prisión, encontré demasiada gente,
incontables:
asesinos    criminales
ladrones     mentirosos
creyentes   ateos
perdidos     desorientados
miserables    hambrientos.
Y los enfermos de mi tierra
nacidos   del dolor
rehusaron proseguir con  la injusticia
hasta  devenir  niños ultrajados en su inocencia
La  violencia del mundo  los aturdió.
envejecieron.
No, envejeció su tristeza
se fortaleció con la represión
como las rosas en tierra salobre.
Abrazaron  el amor sin miedo,
y fueron  condenados por declarar :
“Amamos nuestro país con  infinito  amor,”
sin  más …
De este modo  el amor lo  liberó.
Vean, la prisión es para los amantes.
Interrogué mi  alma
en momentos de duda y distracción:
“-¿ Qué pasa con  tu crimen? ”
Su significado ahora  me escapa.
Yo dije la verdad y
revelé   mis pensamientos;
Escribí  sobre la injusticia actual,
deseos en tinta.
Un poema  escribí…
El fallo  ha  raído  mi cuerpo,
desde los dedos de los pies hasta la punta de mi cabeza,
porque soy un poeta en prisión,
un poeta en la tierra del arte.
Se me acusa de palabras,
mi pluma   el instrumento.
Tinta -sangre del corazón- porta testimonio
y registra los cargos .
Escuchen…  mi destino,  mi vida,
según el juez:
Un poema es el inculpado.
Mi poema se mutó en crimen.
En el país de la libertad
El destino del artista es la prisión.

Escrito el 02.11.2015. Prisión de Jelemeh. El día en que recibí el veredicto

 

A Poet Behind Bars
Translated by Tariq al Haydar

In prison, I met people
too numerous to count:
Killer and criminal,
thief and liar,
the honest and those who disbelieve,
the lost and confused,
the wretched and the hungry.
Then, the sick of my homeland,
born out of pain,
refused to go along with injustice
until they became children whose innocence was violated.
The world’s compulsion left them stunned.
They grew older.
No, their sadness grew,
strengthening with repression,
like roses in salted soil.
They embraced love without fear,
and were condemned for declaring,
“We love the land endlessly,”
oblivious to their deeds…
So their love freed them.
See, prison is for lovers.
I interrogated my soul
during moments of doubt and distraction:
“What of your crime?”
Its meaning escapes me now.
I said the thing and
revealed my thoughts;
I wrote about the current injustice,
wishes in ink,
a poem I wrote…
The charge has worn my body,
from my toes to the top of my head,
for I am a poet in prison,
a poet in the land of art.
I am accused of words,
my pen the instrument.
Ink— blood of the heart— bears witness
and reads the charges.
Listen, my destiny, my life,
to what the judge said:
A poem stands accused,
my poem morphs into a crime.
In the land of freedom,
the artist’s fate is prison.

 

480 Personas han leído este artículo


2 Comentarios

  1. Blanca del Río V. ha comentado

    Agrego que este poema tuvo un duro parto, pero vital nacimiento. Nació, fruto del dolor en prisión. Fue traducido de su lengua natal al inglés, del inglés al español, leído en el pasado congreso del PEN Internacional ante escritores y poetas. Ahora está en Chile.

  2. Blanca del Río V. ha comentado

    Mis agradecimientos a Sitio Cero por esta publicación en Chile de este hermoso poema de Dareen Tatour, actualmente en prisión.

Escribe un comentario

Los campos marcados con * son requeridos